Vender coche usado al mejor postor

Si está buscando vender su coche, a continuación le diremos las opciones que tiene. La elección depende de varios elementos, porque no es lo mismo ofrecer un automóvil recién salido de un concesionario que uno como más de 10 años de antigüedad. Tampoco gozan de las mismas condiciones  los vehículos que ni siquiera pueden andar, en comparación a los que se encuentran en perfecto estado.

Pese a las características de cada caso en particular, queremos resumir las alternativas que existen en el mercado para aquellas personas que están pensando o ya han decidido vender su vehículo. Explorar las opciones nunca está demás, en virtud de que puede comparar y decidir lo que más le convenga; lo que por cierto no siempre está determinado por el dinero, también es apropiado considerar las facilidades y la seguridad de la transacción.

Opciones para vender un coche usado

  • Compra – venta de coches de ocasión. Esta opción tiene algunas limitantes, como por ejemplo que el kilometraje no haya rebasado los 15.000 Km. Esto significa que ha de ser casi nuevos o con muy poco uso. Otro aspecto que es común que exijan, es que solo haya tenido un dueño; es decir, el que está vendiendo. Aunque su automóvil parezca intacto, puede tener una gran decepción cuando le indiquen lo que estén dispuestos a pagar por él, ya que la depreciación en el sector automotriz es una de las más fuertes.
  • Compra – venta de coches de segunda mano. En esta opción se flexibilizan las condiciones, como que puede haber pasado por diversas manos y que tenga acumulado cualquier cantidad de kilometraje, pero con ello disminuye el precio a recibir por su vehículo. Si la empresa que se lo pretenda comprar lo destinará a la reventa, seguramente no ofrecerá mucho, pues tendrá que invertir en el automóvil para poder negociarlo y sacarle así un máximo provecho.
  • Vender por cuenta propia. Es la opción menos recomendada por el tiempo y los riesgos que implica. El dueño del vehículo debe publicar, visitar a los interesados, negociar, realizar los trámites legales, entre otras cosas. El proceso puede ser infructuoso en repetidas ocasiones y en el peor de los casos podría ser estafado.
  • Vender a desguace. Es una de las formas más sencilla de vender un coche, porque los desguaces no rechazarán su vehículo aun cuando esté en las peores condiciones. Es muy recomendado para aquellos casos en los cuales el automóvil esté siniestrado, quemado, inundado, muy viejo o dañado por cualquier razón. Por lo general, se encargan de los trámites legales.

Para este último caso puede consultar cochesparadesguace, en el cual rellenado un formato le darán una tasación gratis, lo que le serviría de insumo para tomar una decisión acertada.

redactor

Sobre el autor

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *