Las obras sin obra

Las obras sin obra

enero 18, 2019 0 Por ozono

No solo nos vemos obligados a hacer reformas en nuestros hogares, sino que siendo empresarios nos hemos visto muchas veces en la obligación de hacer reformas integrales en los locales, con la ayuda de expertos como aliciamesa.es.

El tiempo es oro para todo emprendedor o empresario ya consolidado y una reforma requiere tramitaciones y gestiones para que las administraciones públicas nos den las licencias necesarias para la apertura de nuestro negocio.

No es suficiente quebradero de cabeza el iniciar un nuevo proyecto, tener una idea, conseguir un local, un crédito. Sino que en muchas ocasiones la auténtica tortura empieza cuando estamos enfrente de ese local y tenemos que transformarlo en un negocio brillante.

Ya sea el que sea el negocio que quieras montar (oficinas, locales, gimnasios, bares, tiendas de ropa, clínicas de odontología) siempre nos encontraremos en la tesitura de tener que amoldarlo a nuestra idea de negocio.

Normalmente nos solemos encontrar estos sitios totalmente vacíos de muebles, con el mobiliario antiguo o en total estado de abandono. Muchas veces una reforma integral requiere más de la mitad del presupuesto destinado a abrir nuestro proyecto. Es por eso que ha habido un incremento de demanda entre muchos emprendedores de reformas sin obras. Una reforma sin obra implica mucho ahorro en tiempo y en dinero.

Se trata de un nuevo concepto de óptimos resultados en el que trabaja un equipo multidisciplinar de expertos. Al igual que en los reality shows americanos este tipo de reforma oscila entre plazos de ejecución de entre una o dos semanas.

¿Cómo es posible que se consiga tanta rapidez

Los materiales se fabrican previamente en talleres de expertos y después instalados como un lego en el local. Primero se fabrican las piezas imprescindibles y mientras estas se colocan se van fabricando el resto y limando detalles.

Es un trabajo en un principio sobre plano y después conseguido gracias a una brillante coordinación entre los tiempos que necesita cada uno de los diferentes profesionales.

 

¿Para quién está recomendado?

Es un concepto de obra ideal para aquellos que quieran abrir su negocio en poco tiempo: ya sabemos que muchas veces los tiempos de ejecución de grandes obras se suelen dilatar durante meses. Si queremos aprovechar una temporada en concreto, como las navideñas o las de verano porque es el periodo de mayor demanda para nuestro negocio será la mejor solución.

Si tenemos un presupuesto limitado y planeamos hacer una reforma más grande una vez hayamos recaudado, las reformas integrales sin obra son un buen parche temporal. O si simplemente ya tenemos nuestro negocio montado, o hemos hecho un traspaso y le queremos dar un “lavado de cara” cambiando el mobiliario.

Sea por la razón que sea, nos evitaremos papeleo, retrasos imprevistos, molestias a los vecinos y un ahorro de dinero considerable.