Comprar muebles de baño para nuestro nuevo hogar

Comprar muebles de baño para nuestro nuevo hogar

marzo 12, 2019 0 Por ozono

Cuando compramos una casa, ya sea nueva o de segunda mano, seguramente venga con una bañera de serie. Es un elemento que va ligado a nuestros hogares desde hace décadas, pero cada vez hay más gente que decide cambiarlo por un plato de ducha.

En ocasiones los muebles que vienen con nuestra compra de la vivienda no nos convencen o dejan de ser funcionales a lo largo del tiempo. A la hora de comprar muebles de baño, si todavía no te has decidido y estás dudando te explicaremos las ventajas de los platos de ducha frente a la bañera.

1. Espacio

Es una ventaja obvia, una bañera ocupa casi el doble de espacio que un plato de ducha. Será un cambio buenísimo si tu baño no tiene suficientes metros cuadrados y necesitas sacarle partido al máximo. Al ahorrarnos espacio podremos poner muebles auxiliares de baño como un armario donde guardar todos los accesorios, toallas, geles, papel higiénico y así despejar otros sitios de la casa.

2. Seguridad

En las bañeras es donde suele haber más accidentes de nuestro baño. Los resbalones, agarrarte mal o la edad, hacen cada vez más complicado meterse a bañar. Se ha demostrado que las personas con dificultades de movilidad es donde sufren más accidentes de la casa.

Los platos de ducha, además de ser mucho más seguros por los materiales antideslizantes de fabricación, son mucho más cómodos. No tendrás que elevar el pie, bastará con abrir la mampara y cerrar. Podremos además acondicionar nuestro plato con un asiento si tenemos dificultades para mantenernos de pie.

Además, hay que mencionar que el cristal templado con el que suelen estar hechas las mamparas es casi seis veces más resistente que el cristal común, por lo cual resiste muchos más a los golpes. Y si, llegado el caso, se rompiese, este se rompería en trozos redondeados, evitando los cortes.

3. Dinero

Llenar una bañera para darte a lo mejor un baño a la semana o al mes, supone mucho más gasto de agua y de gas. Se ha comprobado que una bañera puede gastar el agua de diez duchas: estarás ahorrando casi un 90 por ciento de agua.

4. Mucho más limpias

Mantener un plato de ducha limpio es mucho más sencillo que mantener una bañera. No te tendrás que colgarte literalmente de una mano para limpiarla bien a fondo. El plato de ducha arrastra mejor las impurezas que una bañera, donde se suele quedar el jabón al fondo.

Gracias a nuestros consejos, podrás comprar muebles de baño ideales para tu nuevo hogar.